Si continúa navegar por este sitio web, acepta el uso de cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de privacidad.
Estoy de acuerdo

Productos sólidos y fiables

Trabajamos constantemente para que los productos se adapten a las necesidades del mercado

Todos los años invertimos el 20% de los ingresos en desarrollo de productos, lo que se traduce en que cien personas de la empresa se dedican a mejorar el catálogo, desarrollar nuevos módulos de laboratorio y resolver problemas del software.
A lo largo de los veinticinco años que llevamos colaborando con los clientes, hemos seguido un enfoque flexible en el desarrollo de productos, que proporciona rutas de actualización con poco riesgo y permite al usuario amortizar la inversión inicial en poco tiempo.

El desarrollo de productos de MIPS se basa en las necesidades tanto del mercado como de los clientes:

  • En las regiones principales en las que trabajamos, contamos con una serie de grupos de usuarios que nos proponen posibles mejoras de los productos y funciones necesarias para aumentar la eficacia y la efectividad.
  • Los clientes nuevos dan lugar a nuevas funciones y métodos de implantación y asistencia.
  • Los responsables de productos de MIPS asisten a ferias internacionales de forma regular para seguir de cerca la evolución del mercado.
  • El personal de implantación sugiere ideas nuevas para los productos a partir de la información que obtienen de los clientes durante las implantaciones y de su propia experiencia sobre el terreno.
  • El personal de servicio técnico introduce mejoras a partir de las incidencias más habituales y de sugerencias que surgen a raíz de las llamadas de los clientes.

Todos los clientes pueden consultar las hojas de ruta de los productos, que describen las nuevas funciones, la versión del software que las incorpora y la fecha de lanzamiento de la versión.

Los nuevos productos y módulos, así como las grandes mejoras, se desarrollan en colaboración con clientes que aceptan probarlos antes de que MIPS los saque al mercado. Los clientes pueden acceder fácilmente a las nuevas versiones a través del sitio web; solo necesitan la ayuda de MIPS en el caso de versiones estructurales.